INICIATIVAS

CARNE DE CALIDAD A CIELO ABIERTO

En las brañas de los valles del norte occidental leonés pastan las ganaderías de la Sociedad Cooperativa Montaña de León. Los nueve empresarios que componen la agrupación custodian el valor del sistema de producción tradicional y trabajan por la visibilidad y el reconocimiento de esta pequeña corporación, a través de un innovador sistema de distribución directa de su producto.

El último reto de la Cooperativa Montaña de León, asentada en una zona de la provincia donde este tipo de asociaciones es poco común, fue la puesta en marcha de un punto de venta en Villablino de Laciana. “Queremos evitar los intermediarios”, declara uno de los accionistas. El despacho de carne, instalado cerca del Instituto de Valle de Laciana de la localidad leonesa, asume en la actualidad más del 50% de las casi 600 unidades que producen los empresarios al año. 

Por eso, los socios ya trabajan en nuevas acciones que puedan asumir el total de su producción e incluso el de otros ganaderos de la zona. La apertura de nuevas carnicerías o el comercio electrónico a través de Internet, son algunas de las opciones que los ganaderos barajan encima de una mesa del mesón Benedel, para conseguir sus objetivos. El contacto directo con el cliente es una pieza más en la organización que complica su funcionamiento, pero aporta una visión indispensable sobre la realidad del mercado.

La Cooperativa, que tiene dos años, es todavía una desconocida. “Las únicas ayudas directas que hemos tenido han sido a través del Grupo de Acción Local Cuatro Valles”, asegura otro de los ganaderos. Y aunque reconocen que las reuniones y conversaciones que tuvieron con los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la zona, gestaron el proyecto inicial. Montañas de León es fruto de su ilusión por la ganadería. “Si trabajas en lo que te gusta, las cosas van mejor”, expresan los ganaderos convencidos. 

Un empeño que, además, consiste en demostrar que los pastos de la montaña y el sistema tradicional de trabajo que utiliza la cooperativa, ofrece la calidad que el cliente exige hoy en día. “Hicimos un estudio de mercado que nos costó unos 116.000 euros y hemos llegado a la conclusión que, contar con una denominación de origen, no nos asegura ni siquiera una mejor comercialización del producto”, argumenta uno de los cooperativistas desde el escaño. Por este motivo, el esfuerzo lo dirigen hacia modelos innovadores de comercialización.

Además, según los cooperativistas, la marca de calidad no resuelve la despoblación rural, el abandono de las explotaciones o las dificultades administrativas. Para solventar estos obstáculos, los ganaderos de estos valles establecen otras medidas. Lejos del marketing o de la búsqueda de líneas de ayuda de las instituciones, Montañas de León se centra en el natural cuidado de las cabezas de ganado que tienen delante y en el entusiasmo, que sólo brota en estos parajes de la montaña leonesa.

Mientras decidan las nuevas fórmulas, el cliente podrá encontrar a estos empresarios rastreando en un prado de la braña o decidiendo la promoción de los últimos filetes de babilla de la tienda. Una labor que comprende todo un ciclo empresarial, en favor de un valle más rico, al menos en sabores, y un espacio abierto donde se preserven los valores naturales.

Fuente ECOnline.es  (24 sept. 2009)

MASTINES DE LACIANA TRIUNFAN EN UNA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL

Los criadores de mastín español Baltasar Álvarez, de Caboalles de Arriba (criadero Reciecho), y Ángel Fidalgo, de Villaseca de Laciana (criadero Tsaciana), se han alzado este fin de semana con los primeros puestos en la trigésimo primera edición de la Exposición Internacional Canina de Guipúzcoa.

El ejemplar macho «Duque del Reciecho» ha sido proclamado como el mejor ejemplar absoluto de mastín español y tercer clasificado en razas españolas, mientras que «Sulma» se proclamó como la mejor hembra absoluta de mastín español.

La muestra, celebrada el domingo, reunió a más de ochocientos perros procedentes de varios países europeos y representantes de todas las razas. Los jueces procedían de países como Rusia, Polonia, Alemania, Italia, Francia y España.

El programa de la muestra también incluyó varias actividades de divulgación de diferentes aspectos del mundo canino como una exhibición de perros de asistencia que trabajan con personas de movilidad reducida.

Recoger cosas del suelo, apagar y encender luces, tocar una campanilla, abrir y cerrar puertas o cajones o despertar a su dueño son algunas de las habilidades que consiguen estos perros.

De EFE  5/5/2010